23/3/09

GLOBAL 3er CICLO: LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO I

NUESTRA PREGUNTA ES: ¿POR QUÉ ESE NÚMERO DE MARAVILLAS?

SON 7 POR SER EL NÚMERO MÁGICO PARA LOS GRIEGOS, el siete es la unidad universal.

Siete eran los sabios de Grecia (Bias de Priene, Cleóbulo de Lindos, Periandro de Corinto, Pítaco de Mitilene, Quilón de Esparta, Solón de Atenas y Tales de Mileto).

Ellos fueron los responsables de determinadas máximas, como la de ΓΝΩΘΙ ΣΑΥΤΟΝ = Nosce te ipsum: "Conócete a ti mismo"

Siete eran las cabezas que tenía la hidra de Lerna a la que hubo de matar Heracles para cumplir uno de sus doce trabajos.

En la literatura griega tenemos a Los siete contra Tebas, obra trágica de Esquilo que recuerda un acontecimiento de la mitología que fue tratado por diversos autores.

En la antigüedad griega el niño no iba a la escuela hasta que cumplía los siete años, y hasta entonces su madre y una nodriza cuidadan de él y lo educaban.

Siete obras se conservan de Esquilo y siete de Sófocles (aunque bien es sabido que escribieron mucho más).

El instrumento de Apolo, la lira, tenía siete cuerdas, una para cada una de las siete notas musicales. Y un importante elemento universal de todos los tiempos consta de siete colores: el arcoiris.

Todas son construcciones humanas que los griegos pudieron admirar.

No se recoge ninguna maravilla natural ni ninguna ruina, por majestuosa que ésta fuera.

En parte es por eso que se habla de una octava maravilla del mundo: la torre de Babel, el zigurat de Babilonia; pero este edificio estaba en ruinas cuando llegaron los soldados de Alejandro Magno y la lista de maravillas data de doscientos años después.

Esta posibilidad de una maravilla más ha contribuido a acuñar la frase Octava Maravilla del Mundo para denominar a toda obra humana que se adelanta a su tiempo.

¿Cuál es el origen de la lista de las siete maravillas antiguas del mundo?

EL POEMA "He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enome obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande"

Antípatro de Sidón. — Antología Griega ( IX.58 )

El escritor Filón de Bizancio, que vivió en el siglo III a C., es el 1º que escribió sobre ellas.

Dos siglos más tarde el poeta griego Antipátro de Sidón la habría modificado sustituyendo las murallas de Babilonia por el faro de Alejandría.

La lista clásica se basa en un breve poema de Antípatro de Sidón hacia (125 a C.)